javier cuenca

La realidad que refleja el espejo es auténtica en sí misma

Nuestro lado

Javier Cuenca

Y así, poco a poco, fuimos gastando el espacio vital en placeres que sólo llenaban los bolsillos de los mercaderes, para luego tirarlos mientras sucumbíamos a sus milagros de entretiempo.

 

Fuimos llenando de restos lo único que teníamos realmente firme, sensato, propuesto para un disfrute que cegaron los escaparates. 

 

Luego, al buscar de nuevo aquellos placeres sucumbimos a la tristeza de haberlos enterrado y pagamos cantidades astronómicas a aquellos mismos mercaderes por hacer fotografías lejanas de lo que un día tuvimos justo a nuestro lado. 

  • Instagram
  • Twitter Classic
  • Facebook Classic
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now